Implantes

IMPLANTES PARA LENTES DE ALTA MIOPÍA E HIPERMETROPÍA

LENTES ICL

Las lentes ICL son la alternativa más eficaz para el tratamiento de miopías, astigmatismos e hipermetropías en donde no está indicado el Lasik: ojos secos, pupilas grandes, espesor corneal reducido, alteraciones de la morfología corneal.

Las lentes ICL están fabricadas de Colamer, una sustancia perfectamente tolerada por el ojo y son blandas y pequeñas por lo que pueden inyectarse en el ojo sin dolor, en tan sólo unos segundos, a través de una incisión muy pequeña en la córnea. Una vez inyectada la lente ICL se despliega y se acomoda en su posición por delante del cristalino y por detrás del iris. Una vez dentro del ojo la lente es invisible y no se siente en absoluto.

La lente ICL está pensada para permanecer indefinidamente dentro del ojo. La ventaja es que se puede retirar cuando se necesite ya que no daña las estructuras del ojo.

¡Eso es todo! La entrada no tiene sutura, se sella de forma natural y sana en muy poco tiempo.

La implantación de una ICL se considera cirugía ambulante y dura aproximadamente unos 15 minutos por ojo. Pasadas unas horas tras la cirugía, pueden abandonar la clínica y volver a sus actividades.

¿Candidatos para la ICL?

Las lentes ICL pueden corregir la mayoría de los problemas refractivos donde no está indicado el Lasik.

Miopía y/o astigmatismo alto.
Córnea fina.
Ojo seco.
Ojo seco.
Alteraciones de la morfología corneal.

CIRUGÍA DE LA ALTA MIOPÍA E HIPERMETROPÍA: TÉCNICA

A través de una pequeña incisión de 3 milímetros que se realiza en el borde de la córnea introducimos un pequeño aplicador por el cual se inyecta la lente. Una vez dentro del ojo, la lente se abre y es colocada bien en la cámara anterior o en la cámara posterior ocular. Una vez realizado el implante, la incisión se sella sin necesidad de dar puntos.

Para la colocación de la lente, utilizamos anestesia local. La intervención no duele y el paciente regresa a casa tras la operación, debiendo mantener el ojo tapado hasta la mañana siguiente.

En los casos en los que coincida la miopía o la hipermetropía con un astigmatismo se puede complementar la implantación de la lente con la aplicación posterior de láser, obteniéndose unos resultados de una precisión sorprendente.

Cirugía de la alta miopía e hipermetropía: Candidatos

Las actuales técnicas quirúrgicas con Láser excímer están limitadas por el grosor de la córnea (que, en condiciones normales, es de alrededor de 500 micras) y otros factores como los parámetros córneales y pupilares.

Habitualmente con este sistema se pueden quitar hasta aproximadamente 10 dioptrías de miopía y 6 de astigmatismo o de hipermetropía.

Con el láser, por encima de estas graduaciones a menudo no se obtiene un resultado con la calidad de visión deseada.

Hay casos en los que, bien por exceso de dioptrías, bien por tener una córnea excesivamente fina, o por otras causas menos habituales, se sobrepasan los límites del láser. En estos casos, se recurre a la colocación de LENTES INTRAOCULARES siendo una solución de gran precisión y con la que se consigue una gran calidad de visión.

Son candidatos a esta técnica prácticamente todos los casos de miopía e hipermetropía (incluso con pocas dioptrías) en los que el examen oftalmológico previo descarte la existencia de alguna patología ocular, si bien en Clínica Ocular Dr Tirado habitualmente reservamos su uso para altas graduaciones.

CIRUGÍA DE LA ALTA MIOPÍA E HIPERMETROPÍA: IMPLANTE INTRAOCULAR

Las lentes intraoculares están fabricadas en materiales acrílicos que, al ser inertes, son perfectamente toleradas por el organismo, no produciéndose fenómenos de rechazo.

Existen diferentes tipos de lentes intraoculares, variando el diseño de las mismas así como el lugar de colocación en el ojo.

Así, hay lentes de cámara posterior, que van colocadas detrás de la pupila, y lentes de cámara anterior que se colocan delante.

Según las características de cada ojo y ayudándose de las pruebas realizadas previamente (medición ultrasónica de los parámetros del ojo, recuento de células endoteliales, etc.), el cirujano decide la lente más apropiada para cada caso.