Preguntas Frecuentes

PREGUNTAS FRECUENTES

Encuentra la pregunta que te interesa y haz clic sobre ella para leer la respuesta:

Desde su introducción en 1990, más de diez millones de personas han solucionado su problema visual con laser excímer.
SÍ. La técnica LASIK permite corregir la miopía o la hipermetropía con astigmatismo en la misma intervención modificando la curvatura de la córnea, eliminando así la miopía o la hipermetropía con astigmatismo al mismo tiempo.
En principio, podrás volver a pintarte los ojos 1 semana después de la intervención.
Actualmente los límites se sitúan aproximadamente en 12 dioptrías para los miopes y 6 para los hipermétropes y astigmatas. Sin embargo, estos límites pueden variar según las características del ojo.
Si se practica la intervención con la graduación estabilizada, el problema refractivo no suele volver a reaparecer nunca. En un escaso porcentaje, algunas personas pueden necesitar una cirugía adicional
La intervención es muy rápida, apenas unos minutos dependiendo de la graduación a corregir. No requiere preparación previa, y a los 30 minutos, tras un breve reposo y una primera revisión postoperatoria, el paciente puede abandonar la clínica por su propio pie.
En absoluto. En ocasiones puede llegar a ocasionar pequeñas molestias similares a las producidas por una mota de polvo o una ligera presión en el ojo.

Para la intervención se realizan gotas anestésicas que se aplican sobre la córnea y hacen que el paciente no sienta nada durante la intervención.
Es necesario entender que, dado que se trata de una operación de microcirugía, el paciente no debe realizar movimientos de cabeza y cuerpo.

No obstante lo anterior, durante la fase de aplicación del láser el sistema dispone de un dispositivo (eye-tracker) que permite corregir mínimos movimientos oculares.

Durante los treinta segundos que dura la aplicación del láser, se verifica 200 veces por segundo la posición del ojo, teniendo la seguridad de que éste está en su sitio y el tratamiento se realiza de forma adecuada.

Cualquier ligero movimiento ocular que pudiera haber es detectado y compensado por este sistema a una velocidad de milésimas de segundo.
En algunos casos, menos del 10%, después de la operación queda una pequeña graduación residual que es eliminada en una segunda intervención que normalmente se realiza unos tres meses más tarde.
La tecnología en oftalmología evoluciona muy rápidamente y solo las clínicas con capacidad de reinvertir en la compra de nuevos equipos pueden estar actualizadas.

En Clínica Ocular Dr. Tirado tenemos el láser Allegreto Eye-Q 400 que realiza tratamientos personalizados por frente de onda y modificaciones de asfericidad y el láser de femfosegundo o femtoláser, que permite realizar el 100% del proceso quirúrgico con láser, sin necesidad de usar bisturís o cuchillas. 

Están aprobados tanto por la FDA americana como por la Unión Europea.
El procedimiento LASIK y LASEK/PRK, por su sencillez, requieren muy poca medicación postoperatoria: unos colirios y unas lágrimas artificiales que deberán utilizarse durante un breve período de tiempo.
Se programa una revisión médica:

1. A las 24 horas,

2. A la semana,

3. Al mes,

4. A los 3 meses se realiza el último control para el alta médica definitiva.

Después de una cirugía de LASIK, el paciente sale de la clínica por propio su pie, con los ojos levemente irritados y/o llorosos, pero con la suficiente visión como para poder desplazarse. Al día siguiente verá mucho mejor y, dependiendo del defecto tratado y de la magnitud del mismo, la recuperación visual será progresiva, en días. Habitualmente, los pacientes intervenidos con LASIK, al día siguiente de la intervención, podrán realizar tareas habituales, tales como aseo personal, comer, caminar, e inclusive leer y ver la televisión. A partir de este momento, la recuperación será progresiva, hasta alcanzar la visión adecuada.

Después de una cirugía de LASEK o PRK, el paciente sale de la clínica por su propio pie, con los ojos levemente irritados y/o llorosos, e inclusive con molestias (además llevará una lente de contacto terapéutica, adaptada por el oftalmólogo) y con la suficiente visión como para poder caminar y desplazarse. Al día siguiente verá mucho mejor y, dependiendo del defecto tratado y de la magnitud del mismo, la recuperación visual será progresiva, en días (si bien, será a partir de la retirada de la lente de contacto -cuestión que indicará el médico- cuando se comienza a objetivar la mejoría). Habitualmente los pacientes intervenidos con LASEK/PRK, al día siguiente de la intervención, podrán realizar tareas habituales, tales como aseo, comer, caminar, e inclusive leer y ver la televisión. El transcurso del tiempo, días, irá posibilitando la adecuada recuperación funcional de la visión.

Recordemos que, como sucede en todas las intervenciones realizadas en el ser humano, con el transcurso del tiempo, días, y con el normal proceso fisiológico de recuperación, se logrará alcanzar la capacidad visual adecuada al caso.
La recuperación visual es normalmente muy rápida tras LASIK, prácticamente en horas, pudiendo reincorporarse a la actividad normal al día siguiente en la mayoría de los casos. Aunque los mejores resultados y la completa estabilidad, cabe esperarlos al cabo de una semana; no obstante, en algunas ocasiones, se alcanza el mencionado objetivo en el transcurso del primer mes. El proceso de recuperación visual es, levemente, algo más largo en LASEK/PRK. No obstante, hemos de mencionar el factor individual de cada paciente – respuesta individualizada-, que influirá de forma decisiva en todo el proceso. Es importante no olvidar que, aunque la intervención es muy sencilla y no invasiva, no deja de ser una operación,  y que, como toda operación, son necesarios una serie de cuidados postoperatorios, aunque sean mínimos, y un tiempo de recuperación (en la que, como ya mencionamos, influirá la respuesta individual de cada persona).
En el caso de que tras haber estudiado personalmente tu caso, no se pudiera recurrir al LASIK, debido a la elevada graduación, la alternativa sería la cirugía refractiva intraocular.
NO. Debes esperar a finalizar el embarazo. Durante el embarazo puede haber ligeras alteraciones en la graduación.
Aunque sea una intervención extraocular y ambulatoria, no hay que olvidar que es una cirugía, y por lo tanto, existe cierto nivel de riesgo por mínimo que sea. Por eso, cobra tanta importancia la consulta médica preoperatoria, ya que permite al oftalmólogo establecer los criterios médicos que eviten correr riesgos innecesarios.

En Clínica Ocular Dr Tirado, alrededor de un 15% de los pacientes que pasan por consulta, son considerados "no aptos". Dado que hacemos un profuso estudio preoperatorio, puedes estar tranquilo de que si no eres apto para la cirugía con ,laser te explicaremos el porque y estudiaremos otras opciones En dichos casos, les proponemos tratamientos quirúrgicos alternativos, no realizados con láser, o simplemente les explicamos que tienen que seguir utilizando gafas y/o lentillas.

Tanto la indicación, las alternativas, la intervención, como las complicaciones serán explicadas detenidamente por el oftalmólogo, en la visita. Este, además, estará a disposición del paciente para aclarar cualquier duda que pueda surgir.
No puedes frotarte los ojos durante la primera semana, por ello, es importante evitar cualquier acción que pueda llevarte a ello: jabón en los ojos, arena en los ojos, etc... Y durante las siguientes 4 semanas, intentar rascarse el ojo lo menos posible.
Si no puedes contactar con la consulta al 952 58 08 17, debes de llamar al número de urgencia personalizado con el cirujano, que se te facilita en las instrucciones preoperatorias.